close
close

Reseña de No nos mataremos con armas


    Como un elefante en una cacharrería o como una gallina picoteando una paella: el grupo de amigos treintañeros que protagonizan este drama generacional se pierden en una vida que no es ni remotamente la que proyectaron y la afrontan con Christian resignación, o con hedonismo desenfrenado, o con ambas cosas, por contradictoria que parezca la mezcla. Pensamos que nos íbamos a comer el mundo y nos comimos un montón de piedras tan grande dicen, probablemente por todas las razones del mundo. En la imagen o estela de este ícono reunión de Lawrence Kasdan, La muerte trata de celebrar la vida, pero la fiesta dura lo que dura, y muy pronto hay amor, añoranza de tiempos mejores, recuerdos nutridos por viejas cintas de video, y la práctica (casi siempre demente) de morderte lengua reemplazada por partituras abiertas, desesperación, tristeza.

    No nos mataremos con armas propone el encuentro de cinco viejos amigos que se ha producido demasiado tiempo desde la última vez. Todos sonríen, la procesión entra (y sale a la calle, porque no hay fiesta valenciana sin procesión), los misterios prescritos tardan dos pinchazos en desvelarse, la tensión se respira en el ambiente, aunque todos se esfuerzan por disimular. La cámara de Maria Ripoll se pone al servicio de su sólido elenco de actores y actrices y de un texto que pasa de los abrazos a los reproches sin interrupción. Basada en la obra de teatro homónima de Víctor Sánchez Rodríguez, ganadora del Premio Max a la Mejor Autoría Revelación en 2016, la adaptación cinematográfica añade un acto final que saca a los personajes del adosado donde tuvo lugar su encuentro y los lleva a uno que Verbena hace sudas, música electrónica, cocaína y sexo completan una decepción devastadora.

    Si la película se pierde en su idea de western emotivo con un puñado de duelos y algunas notas visuales y sonoras en ese sentido y es difícil escapar al estereotipo de ciertos desarrollos dramáticos en el dibujo de los personajes, No nos mataremos con armas apunta elementos interesantes en el pesimismo de una fatalidad y amargura, no sólo íntima (los espacios son un espejo de los protagonistas), incómoda porque es reconocible. Vivimos tiempos de extrema incertidumbre, precariedad laboral, egoísmo diario, y sólo el apoyo mutuo con personas tan imperfectas como nosotros, que no le disparen a nadie, ni siquiera a ellos mismos, nos salvará. Y que nunca dirán que no a la hora de compartir una buena paella.

    Para aquellos alérgicos a las reuniones de viejos amigos, ex alumnos de la Clase ’92 y reuniones similares.

    Lo mejor de todo: las actrices, la gallina como contrapunto y el desencanto generacional que capta con crudeza y sin rodeos.

    Lo peor de todo es que la idea del western emocional no llega a su fin.

    FICHA DE DATOS

    Dirección: María Ripoll Distribución: Ingrid García-Jonsson, Elena Martín, Joe Manjon, Lorena López y Carlos Troya País: España Año: 2022 Fecha de lanzamiento: 17/06/2022 Género: teatro Guion: Antonio Escamez, Víctor Sánchez Rodríguez. Sitio de construcción: Víctor Sánchez-Rodríguez DDuración: 88 minutos

    Resumen: Mientras el pueblo se prepara para su fiesta principal, Blanca se esfuerza por asegurarse de que la primera paella que haga en su vida sea perfecta. Logró reunir a sus amigos de toda la vida después de años sin verse. Todos tienen treinta y tantos años y sienten que su juventud se les escapa, atrapados en la precariedad laboral, la desilusión y un nuevo comienzo constante. La paella se prolonga hasta el anochecer, entre revelaciones de secretos, reproches y malentendidos. Pero ahora, más que nunca, los cinco amigos se necesitan mutuamente para seguir adelante.

    Este contenido es importado de YouTube. Puede encontrar el mismo contenido en un formato diferente o más información en su sitio web.

    Este contenido es creado y mantenido por un tercero e importado a esta página para ayudar a los usuarios a proporcionar sus direcciones de correo electrónico. Puede encontrar más información sobre este y otros contenidos similares en piano.io

Leave a Comment