close
close

Luis Suárez y otras recepciones históricas en el fútbol uruguayo – Ovación – 31/07/2022

La afición uruguaya se acostumbró rápidamente a ofrecerle recepciones masivas a sus amos. Los equipos que regresaban al país con títulos en el bolsillo casi siempre fueron celebrados, pero también hubo bienvenidas memorables para algunas estrellas, como es de esperarse hoy. Luis Suarez.

Así se asegura la llegada de los jugadores celestes tras el triunfo maracana En 1950 fue memorable. La victoria fue merecida, por supuesto, pero la multitud de fanáticos celebró en masa desde el domingo 16 de julio mientras veían el contrapartido. Brasil en la radio hasta el martes 18 cuando la delegación llegó en un vuelo desde pluna.

Este martes fue feriado y todos tuvieron el día libre Aeropuerto de Carrasco o frente a la antigua sede de la EN esperando Obdulio Varela y sus compañeros. Parte de la leyenda dice que el lunes 17 era considerado un fin de semana largo por los uruguayos y nadie iba a trabajar, pero eso es ciertamente una exageración histórica.

Está claro que fue una fiesta monumental, pero no fue la primera. Ya en 1916, cuando Uruguay conquistado el primero campeonato sudamericano en Buenos AiresMiles de personas asistieron a la puerto de montevideo esperar la neblina de los celestiales. Y cuando bajaban los jugadores, los llevaban en camilla.

Eso sí, los viajes eran entonces por mar. Después del mundo en el que triunfa Juegos Olímpicos de París 1924 y Amsterdam 1928 estas escenas se multiplicaron. Las fotos de esa época también muestran que numerosas embarcaciones acompañaron al navío llegado desde Europa en una especie de caravana acuática en su entrada al puerto.

Por supuesto, cruzar el Atlántico tomó semanas. Y en 1924 cabe añadir que los campeones disfrutaron de unas largas vacaciones en París. Sin embargo, el tiempo transcurrido desde los triunfos no había empañado el fervor.

Con el tiempo, estos saludos se hicieron más esporádicos y humildes, por la sencilla razón de que los éxitos internacionales del fútbol uruguayo se hacían escasos.

En cualquier caso, los fans más fieles (o fanáticos) nunca faltaron. Como cuando Uruguay ganó el Extra sudamericano desde Guayaquil En 1959 hubo muchas muestras de entusiasmo porque el elegido se había ido del club Copa del Mundo en Sueciahasta hace un año. el torneo Ecuador Tuvo lugar en diciembre. El día 23 la delegación partió para el vuelo de regreso. Hubo retrasos y llegó a Carrasco a las dos y media de la mañana. Navidad. Para sorpresa de los jugadores, la afición había pasado la Nochebuena en el aeropuerto y seguía esperándolos.

El nacimiento de las copas internacionales de clubes fue un buen motivo para volver a las grandes recepciones. PeñarolDe momento ganó sus cinco trofeos en el extranjero libertador y dos de sus tres intercontinentalpara lo cual había acompañado su llegada triunfal de caravanas por las calles de Montevideo.

En dos ocasiones estas caravanas acabaron en el Estadio Centenario: cuando volvió Madrid en 1966 y al volver de Tokio en 1982. En ambas ocasiones, los trofeos obtenidos se entregaron ante gradas repletas. En el segundo, los jugadores incluso caminaron los Juegos Olímpicos de traje y corbata.

1971, Nacional recibió un recibimiento espectacular cuando regresó de Lima con su primera libertador. Funcionarios del gobierno esperaban a la delegación en Carrasco. Luego, el autobús del campus, escoltado por un tráiler, recorrió el bulevar hasta la calle Juncal. Desde allí siguió Plaza de la Independencia y tomó la Avenida 18 de Julio. Más tarde, Ejido, Mercedes, Dante y 8 de Octubre a la sede del club. Banderas de otros clubes así como monos escolares se podían ver entre las miles de personas que vitoreaban el paso de los campeones mientras muchos grupos salían de clases para incorporarse.

Algo similar sucedió en 1980 y 1988, cuando la tricolor volvió de Tokio con la Intercontinental.

Se ha afirmado que Uruguay ha terminado cuarto en la Copa del Mundo. México 1970 Cuando regresaron, sólo los esperaban sus familiares, pues no había sido una campaña digna de celebración. No fue así: al aeropuerto llegó mucha gente. Por supuesto, no fue tanto como al menos dos oportunidades consecutivas.

1997 la llegada del equipo menos de 20 quien fue finalista en el Copa del Mundo en Malasia Desencadenó una movilización de fanáticos que paralizó gran parte de la ciudad y continuó hasta la noche. Muchos se preguntaron si no era una exageración. Pero llegó en un momento particularmente malo para Celeste, quien encontró la celebración un alivio.

De todos modos, esta demo sin duda fue coronada por el regreso de Sudáfrica 2010, una campaña muy apreciada por el público. Decenas, tal vez cientos de miles, salieron a las calles al paso de la delegación. Y antes se organizó un acto Palacio Legislativo que llenó toda la zona. En este día el maestro Óscar Tabárez Pronunció su famosa frase frente a los presentes: “El camino es la meta”.

Recepción de la selección de Uruguay tras ganar la Copa América 2011. Foto: Archivo El País.
Recepción de la selección de Uruguay tras ganar la Copa América 2011. Foto: Archivo El País.

Table of Contents

ídolos

Debido a la lógica de un deporte de equipo, las recepciones individuales eran mucho menos comunes para los futbolistas. En otros países, por ejemplo, se daba la bienvenida a los campeones de boxeo (en Argentinapor ejemplo, querían buscar Ezeiza en el camión de bomberos).

Las recepciones dadas a los jugadores tenían más el espíritu de un saludo esperanzado que una recompensa por la victoria. Por ejemplo, Nacional estaba esperando Sebastián Abreu en uno de sus regresos en enero de 2013 con un show dominical en gran parque central. Que Loca Entró al terreno de juego con su familia y, tras unas palabras de agradecimiento, entregó balones a la afición que estaba parada en la grada Delgado.

Sebastián Abreu cumple 40 años. Foto: Archivo de El País.
Bienvenido Sebastián Abreu. Foto: Archivo El País.

Dadas las circunstancias (relativamente) similares al regreso de Suárez, la llegada de fernando morena a Peñarol desde Valencia en abril de 1981.

Ese día Morena llegó a Carrasco con el Presidente de Aurinegro Washington Cataldi. Ambos acudieron a la AUF a firmar el pasaporte, acompañados de una caravana de vehículos. La calle Guayabo se llenó de fanáticos con ganas de saludar al ídolo.

El regreso de las morenas
Fernando Morena con Washington Cataldi en la pista del Aeropuerto de Carrasco. Foto: Archivo El País.

De allí fueron a Palacio Peñarol, donde tuvo lugar una rueda de prensa y entrega de premios ante miles de personas con banderas del club. Después de este nando volvió a España para cerrar la temporada mientras el club arrancaba la campaña “Todos traeremos a Morena” y una empresa lanzó el disco de los personajes objetivo morena. En mayo hubo un amistoso contra el Valencia en el Centenario, especialmente arreglado para la llegada del goleador y con entradas extra caras para cobrar el millón de dólares del pasaporte.

Leave a Comment