close
close

La regla de los dos minutos: qué es y cómo evitar la procrastinación

Es una técnica para mejorar nuestra productividad, nos ayuda a seguir adelante con las próximas tareas y proyectos personales, también combate la procrastinación adictiva y evita que nos sobrecarguemos con actividades de última hora.

La regla de los dos minutos se basa en el hecho de que si puedes hacer algo en menos de ese tiempo, debes hacerlo. Esta es una forma importante de aceptar nuestras responsabilidades y dejar atrás un estilo de vida sedentario.

Con tantas distracciones a nuestro alrededor, como Internet, las redes sociales, los programas de televisión, las películas y los videojuegos, perdemos el tiempo y no completamos las tareas del día. Por ello, es importante definir los espacios y tiempos que dedicaremos a cada actividad.

A algunos les resulta fácil distribuir su tiempo pero para otros es un poco difícil y el punto negativo de no saber organizarse es que afectamos nuestra productividad y directamente nuestro desempeño en general. Teniendo en cuenta este inconveniente, se han inventado tantas técnicas de gestión de actividades que se adaptan a diferentes personas y ritmos de trabajo.

Esta regla surgió del método terminar las cosas (GTD), que significa en español cosas para hacer. Fue desarrollado por David Allen con el objetivo de crear una lista de tareas específicas para cada contexto, en lugar de establecer prioridades. La mayoría de las que posponemos no son realmente difíciles, pero generalmente elegimos posponer las cosas.

El objetivo de la regla de los dos minutos es que dejemos de recordar qué hacer y simplemente lo hagamos. Algunos tienden a dividir la regla en estos dos principios:

1. Si te lleva menos de dos minutos, hazlo ahora.

Cuando pensamos en la cantidad de cosas que podemos hacer en menos de dos minutos, lo haríamos sin dudarlo. Cuando practicamos esta regla, podemos lograrla porque vencemos la vergüenza, el miedo y la pereza.

Cuando algo se pospone se vuelve cada vez más difícil y como el tiempo puede pasar muy rápido dos minutos pueden convertirse en una hora si no tenemos cuidado.

2. Comenzar un nuevo hábito debería tomar menos de dos minutos.

Si trata de formar nuevos hábitos y aplica la regla de los dos minutos a cada paso, probablemente podrá hacerlo una y otra vez. Esta técnica de crear nuevos hábitos no se trata solo de los resultados que desea lograr, sino del proceso que realmente debe seguir para realizar el trabajo.

Debido a la inercia de la vida, se puede aplicar tanto a objetivos grandes como pequeños: una vez que empiezas a hacer algo, es más fácil seguir haciéndolo.

···¿Ya nos sigues en las redes? Mira todo lo que tenemos para TI Facebook l Gorjeo Instagram

Leave a Comment