close
close

Grave denuncia en el fútbol femenino colombiano

La Copa América 2022 inició el boom del fútbol femenino en Colombia eso era de esperar durante mucho tiempo, o al menos por el momento. El tremendo apoyo que recibieron los “superpoderosos” en Cali, Armenia y Bucaramanga demostró que el producto se vende y solo hay que apoyarlo.

El fútbol femenino era tendencia en el país incluso antes de que comenzara la competencia continental. Anuncio de la liga profesional de Fernando Jaramillo para el próximo semestrere había levantado una expectativa importante entre los fanáticos del deporte, pero luego, El propio técnico ha dado marcha atrás en su decisión.

¿La razón? Aunque el fútbol es un bien público del que todo el mundo puede disfrutar y beneficiarse, Se organiza de forma privada. Dicho esto, los clubes son los que tienen que poner dinero en el equipo y todo lo que conlleva, y normalmente esos fondos vienen a través de un patrocinador que se supone que debe patrocinar la liga, pero Para 2022, no apareció ninguna empresa capaz de hacer tal problema.

Mira aquí: ¿Ya hay dinero para la liga femenina? Ese es el premio que ganó Colombia en la Copa América

Según supo NoticiasRCN.comla inversión que debe hacer cada club para formar un equipo femenino para una liga de cuatro meses ronda los 500 millones de pesos además de pagar (bajos) salarios, uniforme, hidratación, alimentación y en algunos casos transporte y alojamiento.

Aunque debería estar incluido en los gastos obligatorios, hay algunos equipos que no brindan transporte y alimentación a sus jugadores. Según el informe de Acolfutpro sobre la liga femenina que se llevó a cabo en 2021, Solo cinco de los 11 participantes pagaron el transporte y solo tres el alojamiento los días de partido. Junto a, Solo cinco clubes han formalizado contratos y cubierto el 100% de su plantilla femenina para la seguridad social.

Lo que mal empieza suele acabar mal. Desde sus inicios, el fútbol profesional femenino colombiano ha tenido ciertos vacíos normativos como: el del mecanismo solidario para traspasos de jugadores. Aunque la competencia formal comenzó en 2017, durante bastante tiempo se ha llevado a cabo de manera amateur con equipos poniendo sus uñas en un proceso.

Derechos de formación: un grave vacío en la FPC femenina

Esto te puede interesar: Leicy Santos reveló su decepción tras perder ante Brasil en la final: ‘Queríamos hacer historia’

Cuando comenzó una liga profesional en 2017, como los clubes registrados no tenían fútbol base femenino, buscaron jugadoras de los equipos amateurs que no tenían permitido participar en el torneo oficial. “Les decían ‘mal'”, confesó una fuente a NoticiasRCN.com. Sin embargo, la demanda continúa.

Los clubes robaban jugadores de equipos amateurs. ¿Como? La transferencia de jugadores debe ser legal y por escrito a través de Comet. Todos los equipos, incluso los no profesionales, tienen un nombre de usuario y una contraseña, y para transferir jugadores a otro equipo deben liberarlos de su dominio. La Federación Colombiana de Fútbol cuenta con un código maestro y En 2017 se activó para permitir que todos los clubes profesionales inscribieran jugadores de equipos amateurs no traspasados‘ aseguró la misma fuente.

Si bien este tema es delicado, ha sido amparado -no solo en Colombia sino en todo el mundo- por la reforma de Fifa en 2019 a su artículo 20 del Estatuto del Jugador, que habla del Mecanismo de Solidaridad (el porcentaje económico al que los clubes, que entrenaba a un jugador en el momento del pago de un traspaso), especifica que “Los principios de compensación por formación no se aplican al fútbol femenino“.

La queja de las selecciones amateur femeninas fue que no reconocen la formación de las jugadoras. La Dimayor decidió en 2017, de manera encubierta, tratarlo de esta manera y con discreción, porque luego se suponía que era un tema de discriminación, y lo es. Castraron a todos los clubes de aficionados que han hecho pleitosquienes invirtieron recursos y finalmente fueron quienes desarrollaron el fútbol femenino. Cuando se creó la liga hacían el ‘jueguito’ pero luego estaban protegidos por la FIFAno solo en Colombia, sino en todo el mundo, con la inclusión del artículo 20 en el estatuto de los jugadores en 2019”, dijo a este portal otro directivo del fútbol colombiano.

Igualmente: ¡Locura en Wembley! Inglaterra derrotó a Alemania en la final del Campeonato de Europa Femenino

“En principio, eso se dice Si exigieran derechos de formación, los clubes no contratarían jugadores y la liga nacería muerta. Lo que pasa es que la pelea sigue y estalla en 2019 porque Álvaro González Alzate denunció intromisiones indebidas de Jorge Perdomo en un deporte amateur como el fútbol femenino. Sentía que González había usurpado el control del fútbol femenino. Fue uno de los enfrentamientos más fuertes que tuvieron ambos”, agregó.

Y continuó: “González decidió dejar el fútbol femenino como un deporte amateur porque no había la estructura suficiente para profesionalizarlo. Los clubes no tienen formación femenina, excepto Fortaleza. Algunos han hecho alianzas, como Medellín con Formas Íntimas, Cortuluá con un equipo de Palmira y Tolima con uno de Ibagué”.

Fútbol femenino, con entrega total

Según investigación de NoticiasRCN.comHay más de 100 equipos de fútbol femenino amateur en todo el país en todas las categorías, pero el apoyo que reciben de la Difutbol y de la Federación Colombiana de Fútbol es nulo. Además, solo brindan fondos para que las ligas departamentales participen en torneos nacionales, pero más allá de eso están completamente olvidados.

“La liga profesional 2017 enterró al fútbol amateur. Hay fútbol femenino en todo el país, pero con entrega total. Mis compañeros de fútbol en las regiones más remotas trabajan con cuatro pelotas que llevan en un saco viejo, usan piedras como bolos y los jugadores no tienen uniforme. Nadie les para las bolas. Desde el inicio de la liga profesional en 2017, no ha habido un torneo de clubes amateur para mujeres. Difutbol no hizo nada”, dijo una de las fuentes consultadas.

“En 2017, el América le ofreció a Amparo Maldonado, una mujer que trabaja por el fútbol femenino en Cali desde hace más de 40 años, 10 estacas, 10 balones y 10 camisetas para ocho jugadoras. Fue una masacre lo que los clubes profesionales, con la complicidad de la Federación Colombiana de Fútbol, ​​le hicieron a la aficiónL”, agregó.

Sigue leyendo: ¡Colombia está agradecida! Emotivos mensajes de varios respecto a la selección femenina

¿Cómo salir de la rutina?

Para que el fútbol femenino colombiano tenga un verdadero profesionalismo, debe tener un poder económico importante para organizar la liga y así garantizar que los equipos puedan formalizar a sus jugadoras y dejar atrás la incertidumbre de la continuidad de la competencia. Garantizar un torneo durante al menos años sería el punto de partida para llevar el fútbol femenino al siguiente nivel y hacerlo atractivo para los aficionados.

Por ejemplo, Acolfutpro ha sugerido dos fuentes de recursos. Una es que hay un subsidio con fondos federales haciendo un plan. Al 31 de diciembre de 2021, El FCF registró ingresos por 157 mil millones de pesos. Si un juego está específicamente destinado a la liga profesional femenina, ese dinero no se puede tocar porque Dian no lo permitirá. La otra es ir a la empresa privada. En 2019 Nicole Regnier, Vanessa Córdoba y Carolina Pineda consiguieron patrocinador y Jorge Enrique Vélez se lo contó en la presentación en Dimayor ‘listo, pero me quedé con el 20% para administrar el torneo’. Eso no es posible”, dijo un directivo a este portal.

El mayor desafío ahora es encontrar una solución pronto para permitir que el fútbol femenino se desarrolle adecuadamente. Está claro que el apoyo inicial debe provenir de la Dimayor, la Federación Colombiana de Fútbol y los clubes profesionales, pero también debe haber un impulso de la empresa privada, los medios de comunicación y los propios aficionados, que son las entradas las que aportan gran parte de los ingresos de los equipos.

Necesitamos construir una liga con parámetros claros para poder buscar patrocinadoress, pero la esencia es que les pueden jugar una mala pasada siempre que no sea obligatorio y no se acuerde colectivamente. Este año cuatro meses, el otro seis meses y no hay dinero. La plata está ahí porque la FIFA la da por promover el fútbol femenino, pero quién sabe a dónde la llevará FCF. Esa es una caja de Pandora que es difícil de encontrar hasta que haya un elemento en el sistema de contabilidad federal con un propósito específico para subsidiar la liga femenina durante al menos cuatro o cinco años”, concluyó la misma fuente.

Mediante: Santiago Clavijo Merino. / En Twitter. @santiagocm96

Puede ver: Rechazo total: jugador golpeó por detrás a un árbitro en Argentina

Leave a Comment