close
close

De la élite al fútbol uruguayo: 5 razones para entender por qué Luis Suárez no fichó en Europa y llegó a Nacional – Ovación – 29/07/2022

El regreso de Luis Suarez El fútbol uruguayo ya no es uno. Más allá del nombre del propio futbolista, su llegada a Nacional sacudió el mercado porque todavía estaba jugando en la élite, jugando en Qatar solo cuatro meses después de la Copa del Mundo de 2022.

El fútbol doméstico ha tenido remontadas duras en otros momentos como los de Diego Forlán (2015) y Álvaro Recoba (2011), por poner un ejemplo de cada uno, grandes pero con realidades muy diferentes a las del pistolero.

Por ejemplo, cuando volvieron a Peñarol y Nacional, ni Cachavacha ni Chino eran internacionales. Ya habían cerrado sus respectivos ciclos con Celeste. No tenían un Mundial por delante. Tampoco procedían del más alto nivel. Recoba se incorporó a Nacional tras dos temporadas en el fútbol griego y dos más en el Danubio. Algo similar sucedió con Forlán. No vino directamente de un gran europeo. En su regreso al continente, primero hizo paradas en el Inter de Porto Alegre y luego incluso progresó por el fútbol japonés.

En el pasado reciente, Lucho está en la mejor historia del Barcelona y tras dos temporadas de alto nivel en el Atlético de Madrid: en la primera fue fundamental para ganar el título de Liga y en la segunda, a pesar de perder el título, seguía siendo el máximo goleador del equipo.

Suárez regresará a Uruguay a los 35 años luego de 16 temporadas en el extranjero. Recoba volvió a Los Céspedes con la misma edad y Forlán entró en Los Aromos con 36 años. El carnet marca lo mismo pero el momento de la carrera de Lucho en el que decide jugar en Nacional es lo que le impresiona y le diferencia del resto…

Luis Suarez
Luis Suárez. Foto: EFE

¿Por qué no fichó por un club de Europa? ¿No tenía opciones de seguir en la élite? ¿Por qué eligió Nacional si su principal objetivo es llegar a Qatar con seguridad? Ovación consultó a fuentes cercanas a Suárez para entender esta situación y por qué finalmente optó por la tricolor.

En su ideal, Suárez tenía en mente jugar seis meses en Europa para llegar bien al Mundial y luego ir a él Liga mayor de fútbol (mls) de Estados Unidos, liga que siempre proyectó a futuro para el final de su carrera.

El problema era que los equipos europeos firmaban al menos por una temporada. En parte sugirió incluir una cláusula de rescisión de seis meses, pero ningún club quería arriesgarse a perder a un delantero centro como Suárez en mitad de la liga.

Tuvo oportunidades de seguir en el viejo continente, pero él mismo les dio el visto bueno. Unos porque no consideraron sus objetivos deportivos y otros porque no querían exponer a sus familias a cambios repentinos de cultura o idioma. En este caso, por ejemplo, le dijo que no a los grandes de Turquía (Fenerbahçe, Galatasaray Y besiktas).

El Pistolero quería empujar a un club europeo a pelear por cosas importantes y donde él pudiera sentirse clave en la estructura de la plantilla. tuvo la oportunidad Sevilla, pero la selección española no podía permitirse su llegada. Que Borussia Dortmund se interesó en él, pero luego las negociaciones se estancaron.

Entonces sí, descartó de plano oportunidades para equipos de media tabla para abajo. Getafe o Girona, por citar dos casos en España.

En América también tuvo ofertas de grandes equipos y mercados económicamente importantes, pero las descartó todas. Sólo consideró la posibilidad de ir allí. Cauce a instancias de Marcelo Gallardo (DT) y Enzo Francescoli (Director Deportivo). En Argentina dijo que no Vélez Y estudiantesque están entre los ocho primeros de la Copa Libertadores. En Brasil lo llamaban grandes equipos, pero la única razón por la que no estaba incluido era que, entre la apretada agenda y los largos viajes, pasaba más tiempo concentrado en los hoteles que con su familia. Diego Aguirre lo llamó desde México para que se fuera Cruz Azul, pero también reaccionó negativamente. Lo mismo con Tolucaquien lo descartó por la altura.

También estaba considerando irse a Estados Unidos ahora, pero una de las grandes complicaciones que tuvo durante ese tiempo fue que casi todos los equipos ya tenían sus tres fichas reservadas para los mejores jugadores ya que la MLS está en plena competencia.

Luis Suárez en el Gran Parque Central en la previa del Uruguay-Colombia.  Foto: @Uruguay.
Luis Suárez. Foto: Prensa Uruguay.

3)

Perdió la paciencia y Nacional marcó por poco

Las vacaciones llegaron primero. Luego empezó a entrenar solo y cuando llevaba 20 días y no había avances en el mercado, Suárez empezó a perder la paciencia. No solo porque quería unirse a un grupo de inmediato, sino también porque quería resolver la planificación familiar para este semestre: dónde vivirían y la escuela de sus hijos, entre otras cosas.

En ese contexto, la propuesta de Nacional y, sobre todo, la presión de la afición para concretar su regreso fue fundamental. El calor de la gente de Nacional lo conmovió a él ya su familia y poco a poco se fue haciendo un nombre.

4)

motivación familiar

La familia de Suárez había decidido acompañar al jugador al destino que creyera oportuno para continuar con su carrera deportiva. No hubo obstáculos. Los lugares que excluyó fueron totalmente voluntarios. Fue conquistado por el deseo de su esposa e hijos de pasar un tiempo en Uruguay.

5)

La oportunidad de ganar cuatro títulos en tres meses

Con el fuego santo intacto y las ganas de ganar de siempre, Suárez también analizó positivamente la oportunidad que le brinda Nacional de conquistar hasta cuatro títulos en apenas tres meses.

Además de la Copa Sudamericana, que podría colocarlo en la historia más rica del club, tiene tres objetivos a corto plazo en el fútbol doméstico: el Torneo Clausura, el campeonato uruguayo y la Copa UP Uruguay.

Y LO QUE ES MÁS

El Futuro: ¿Y después de la Copa del Mundo qué?

El Pistolro no ha firmado contrato ni precontrato con ninguna otra institución a partir de 2023, confirmó Ovación con fuentes cercanas a él. La única conexión que tiene es la cerrada con Nacional hasta final de temporada.

Fuentes cercanas a Suárez, consultadas por Ovación, no se atrevieron a descartar que el salteño continúe en Nacional el próximo año, más después de la sorpresiva decisión que tomó en su momento de regresar. Suárez defenderá la bolsa hasta finales de octubre o primeros días de noviembre dependiendo de si está de acuerdo con la definición del uruguayo, luego defenderá a la selección en el Mundial y más tarde volverá a ser jugador libre.

La MLS está cosechando frutos para 2023 pero desde el entorno de Suárez aseguran que el delantero no quiere perder el foco para disfrutar estos tres meses en Uruguay y Nacional y también para trabajar en proyectos personales como su complejo deportivo en Ciudad de la Costa.

Leave a Comment